Go Back

Qué hay en mi plato
El único boniato que tenía el frutero al que siempre voy en el mercado era enorme. Tanto que lo pesé cuando llegue a casa y... ¡700 gramos! Me convencí a mí misma de que lo usaría en una receta dulce.
Al cabo de unos días, unos conocidos nos regalaron una bolsa gigante de higos ya bien maduritos. Eran ideales para hacer mermelada de higos, pero como yo hago las mermeladas y luego no me las como, pues pensé que mejor lo usaba en otra preparación.
Entonces se me ocurrió crear este pastel que está para chuparse los dedos. ¡La combinación es increíble e inimaginable! Por llevar, lleva solo 4 ingredientes base, y ninguno de ellos es harina (el resto se pueden omitir y saldría igual de bien), así que fíjate si es fácil esta receta.
Lleva huevo, así que es apta en alimentación paleo pero no en AIP, a menos que ya hayas reintroducido este alimento. :)
Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de cocción 45 min
Tiempo de reposo 12 h
Tiempo total 13 h 15 min
Plato Postre
Cocina Mi cocina antiinflamatoria
Raciones 10 raciones

Equipment

  • Batidora de mano, de vaso o procesador de alimentos.

Ingredientes
  

  • 700 gramos de boniato fresco (cantidad aprox.)
  • 3 huevos
  • 6 higos de tamaño mediano/grande
  • 1/2 taza leche de coco
  • 1 cucharadita canela de Ceylán en polvo
  • 1 cucharadita jengibre en polvo
  • Coco rallado para decorar

Elaboración paso a paso
 

  • Cocina el boniato al vapor. A mí me gusta hacerlo en el microondas entero (sin pelar ni cortar, tal cual se compra) porque es la manera más rápida.
  • Enciende el horno a 180 ºC para que se vaya calentando.
  • Cuando el boniato este listo, pélalo, córtalo a trozos y ponlo en un bol grande (para triturar con batidora de mano) una batidora de vaso o un procesador de alimentos. Sale bastante cantidad, tenlo en cuenta a la hora de elegir dónde quieres triturar la mezcla.
  • Añade los huevos, la leche, 5 de los 6 higos (uno es para decorar), la canela y el jengibre. Y tritura todo hasta que quede una masa totalmente homogénea y cremosa.
  • Vierte en un molde apto para horno. Yo usé el mío de Lekué para pan (te lo dejo abajo en 'Notas') de 28 cm de largo. Introduce en el horno durante 45 minutos.
  • Sácalo y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Tardará unas 2 horas en enfriarse, y en ese momento lo puedes poner en la nevera, en el mismo molde donde lo has horneado.
  • Es importante que pasen al menos 12 hora hasta consumirlo. Al ser un pastel, necesita coger consistencia gracias al frío. Pasado ese tiempo, podrás desmoldar (¡con cuidado!) y traspasar a una bandeja, servir ¡y comer!

Notas

La leche de coco que usé para esta receta: clica aquí para ver (es la misma que uso para hacer yogur de coco líquido).
La canela de Ceylán que me gusta usar: clica aquí para ver.
El jengibre en polvo eco que utilizo: clica aquí para ver.
El molde de Lekué que he usado en esta receta (que también lo uso para hacer el pan de trigo sarraceno): clica aquí para ver.
Keyword Boniato, Paleo, Sin gluten