Recetas AIP & Paleo,  Varios

CALDO DE HUESOS

Qué hay en mi plato
Cuando empecé a llevar a cabo del Protocolo Autoinmune y comprendí que el caldo de huesos sería algo así como una medicina, me costó mucho aceptarlo. Venía de ser vegetariana, ¿y de verdad tenía que beber caldo de huesos, literalmente de huesos, para sanar mi intestino?
Pues sí, no tenía más remedio. Pero aunque suene negativo… no lo es para nada. De verdad que el caldo de huesos no solo sana el intestino por su contenido en colágeno que ayuda a reparar la mucosa intestinal, sino que además es muy reconfortante. Y justamente es lo que más necesitaba en ese momento.
Hoy te dejo por aquí la primera receta que subo de caldo de huesos. En realidad, el caldo siempre lo elabora mi madre, porque de verdad que yo nunca consigo que me salga bien. Así que entre las dos hemos sacado esta receta para que la puedas disfrutar. 🙂
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 20 h
Tiempo total 20 h 15 min
Plato Acompañamiento
Cocina Mi cocina antiinflamatoria

Equipment

  • Olla de cocción lenta, a presión, o normal

Ingredientes
  

  • 1 kg huesos de pollo, pavo, gallina, ternera, cerdo…
  • 1 hueso de jamón (opcional)
  • 2-3 dientes ajo aplastados
  • 1 hoja laurel
  • 3 ramitas apio
  • 1 chorrito vinagre de manzana
  • 1 cucharadita sal marina/rosa
  • Verduras (opcionales): hinojo, cebolla, zanahoria, col

Elaboración paso a paso
 

  • Este primer paso es opcional: asa lo huesos durante 40 minutos aproximadamente en el horno a 180º hasta que veas que están dorados. Esto aportará más sabor al caldo (si pones hueso de jamón, no lo añadas a este paso).
  • Una vez tostados los huesos, ponlos en la olla que elijas con los ajos, el laurel, el apio y la sal. Añade agua hasta que la olla se llene por completo o hasta la marca que indique 'MÁX.'
  • Una vez que el agua esté hirviendo, baja a fuego mínimo durante varias horas y añade el vinagre de manzana. Si usas olla normal, quizás no quieras dejar el caldo durante tanto tiempo en el fuego. Nosotras, lo que solemos hacer, es que lo apagamos por la noche, nos vamos a dormir, y al día siguiente lo volvemos a encender. Muchas veces no lo dejamos más de 10 horas.
    Si lo haces en olla de cocción lenta, es la mejor manera. Déjalo hasta 24 horas. Si lo haces en olla rápida, lo tendrás listo en menos de 4 horas.
  • Casi al final de la cocción que hayas elegido, cuando queden un par de horas, añade las verduras que hayas elegido.
  • Cuando hayas acabado la cocción del caldo, cuélalo con un colador fino, ponlo en botes de cristal y déjalo que enfríe a temperatura ambiente.
    Una vez enfriado, puedes guardar en la nevera los botes que vayas a consumir en los próximo 2-3 días. El resto, te recomiendo congelarlo. Tendrás caldo para varios días o semanas. 🙂
  • Con la carne de los huesos cocinados, puedes aprovechar para usarla en tus platos o recetas.
Keyword AIP, Alimentos antiinflamatorios, Permeabilidad intestinal

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es Coach Nutricional y de Salud con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating