Panes y postres,  Recetas AIP & Paleo

GALLETAS DE PULPA DE CHUFA

Qué hay en mi plato
La chufa es un tubérculo con origen en la zona del Mediterráneo. En España se le conoce muy bien porque gracias a él se elabora la chufa, una bebida vegetal fresquita con origen en la zona de la Comunidad Valenciana.
Este tubérculo es poco conocido alrededor del mundo, por eso muchas personas que siguen el Protocolo Autoinmune y ven que su harina es apta, se frustran porque no lo pueden conseguir. Da rabia, aunque en este mundo cada vez más globalizado, vamos teniendo más opciones de compra de chufa entera en sitios web.
Yo os dejo abajo un enlace a chufa que podéis comprar en el mismo Amazon.
Esta receta está hecha con la pulpa de hacer horchata casera. Os dejo abajo la receta de la horchata, que no es mía, sino de Laura, una compañera de Instagram que publica contenido sobre espondilits anquilosante.
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo de reposo 2 h
Tiempo total 2 h 30 min
Plato Postre
Cocina Mediterránea
Raciones 8 galletas

Ingredientes
  

  • 200 gramos pulpa de chufa (que sobra de hacer horchata/bebida vegetal de chufa)
  • 30 gramos aceite de coco
  • 30 gramos azúcar de coco
  • 1 cucharadita canela de Ceylán

Elaboración paso a paso
 

  • Enciende el horno a 180º C para que empiece a calentarse.
  • Asegúrate de que la pulpa de chufa está escurrida. No es necesario dejarte la vida en escurrirla, pero intenta que no haya mucho líquido. Y añádela a un bowl.
  • Añade después los otros tres ingredientes y mezcla todo muy bien con un tenedor (o tus propias manos) hasta que todo se haya integrado bien y no te queden grumos.
  • Ahora empieza a hacer bolitas del tamaño que quieras y colócalas una por una en papel vegetal sobre una bandeja de horno.
    Una vez tengas todas las bolitas, aplástalas con cuidado para darles forma de galleta.
  • Introduce en el horno durante un tiempo aproximado de 20 minutos.
  • Sácalas y, con cuidado, coge el papel vegetal con las galletas y pásalo a una rejilla para que enfríen. Cuando hayan enfriado, puedes recordar el papel vegetal con la galleta encima, poner en un tupper grande y metérlas a la nevera.
    Es imprescindible que estén frías para que no se deshagan, por eso este paso es tan importante. Al cabo de varias horas, o al día siguiente, puedes quitar las galletas del papel vegetal y ponerlas de forma normal en un tupper. Mientras no las consumas, tenlas en la nevera.
    ¡Disfrútalas!

Notas

Chufa de Valencia para poder hacer horchata y elaborar estas galletas con la pulpa sobrante: clica aquí para ver.
Receta de Laura de @conociendolaea para hacer horchata casera: clica aquí para ver.
Mi aceite de coco: clica aquí para ver.
Mi azúcar de coco: clica aquí para ver.
Mi canela de Ceylán: clica aquí para ver.
Keyword AIP, Galletas sin gluten, Horno

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es especialista en Dietética y Coaching Nutricional con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating