Recetas AIP & Paleo,  Snacks y acompañantes

CREMA DE BONIATO

Qué hay en mi plato
"La crema para todo". Ese podría ser el título de esta receta, puesto que creé una crema de sabor plano para poder acompañarla con todo lo que se me ocurriera.
Es apta en Protocolo Autoinmune y súper fácil y rápida de hacer.
Ahora que llega el frío en el hemisferio norte, es ideal para una cena. Pero también es ideal como salsa para… ¡para lo que quieras! 😉
Como crema, está genial acompañarla con alguno de los condimentos de Como Dukkah (os dejo enlace abajo), porque aporta muchísimo sabor, un sabor poco común en la cocina española (concretamente, viene de la gastronomía árabe), y grasas saludables.
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 10 min
Tiempo total 20 min
Plato Acompañamiento, Tentempié
Cocina Mi cocina antiinflamatoria
Raciones 2 personas

Equipment

  • Batidora

Ingredientes
  

  • 1 boniato
  • 1/2 calabacín
  • 1 puerro pequeño
  • Sal al gusto
  • Un poco de agua que sobra de cocinar las verduras
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso
 

  • Haz el boniato, el calabacín y el puerro al vapor.
    El vapor es mi manera favorita de cocinar las verduras. Es de las más saludables y la que menos hace que las verduras pierdas sus vitaminas hidrosolubles (sobre todo la vitamina C) y sus minerales. Así que es la que más te recomiendo.
    Recuerda que el boniato necesita más tiempo de cocción al vapor.
    Yo uso el estuche de vapor de Lekué para hacer las verduras al vapor rápido y fácil (te dejo el enlace abajo para que veas cómo es).
  • Una vez listas las verduras, añadelas al vaso de una batidora. Añade después la sal, el aceite de oliva virgen extra, y un poquito del agua que te ha sobrado de hacer las verduras al vapor (¡no la tires! En esta ocasión nos vendrá genial para que las verduras se trituren más fácilmente. Además, puedes añadir más o menos según te guste más o menos cremosa).
  • Bate todo hasta que no quede ni un grumo. Puedes comerla al instante o guardarla en la nevera, donde durará hasta 3 días. Si la guardas en la nevera, el almidón del boniato se convertirá en resistente y te podrás beneficiar de su fibra prebiótica. En verano es ideal para tomarla fría. 🙂

Notas

Condimentos Como Dukkah: clica aquí para ver.
Este es el estuche de vapor que uso en mi día a día: clica aquí para ver.
Keyword AIP, Boniato, Salsas

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es especialista en Dietética y Coaching Nutricional con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating