Panes y postres,  Recetas AIP & Paleo

TORRIJAS SIN GLUTEN

Qué hay en mi plato
Recuerdo que, desde que estoy en mi trabajo actual, he llevado torrijas a la oficina (desde 2015 aproximadamente). Es uno de mis dulces tradicionales españoles favoritos porque me traen muy buenos recuerdos: vacaciones del cole, hacer torrijas con mi madre en la cocina, comerlas en cada visita que hacíamos a casa de mis tías o mi abuela… Es uno de esos postres que no solo disfruto por su sabor, sino por lo que representa.
Claro, cuando comencé el Protocolo Autoinmune, adiós a las torrijas. Pero por suerte, esto solo fue un año, ya que en el 2020, ya había reintroducido el huevo y pude hacer mi propio pan y mis propias torrijas paleo (es otra de las recetas que tengo en mi perfil de Instagram). Este año he decidido corregir los errores del pasado y hacer una nueva receta, también paleo y muy sabrosa.
Y que, por supuesto, espero que tú también puedas disfrutarla. 🙂
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo total 40 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 6 torrijas

Ingredientes
  

  • 6 rebanadas pan para torrijas (receta en post anterior)
  • 1 taza bebida de coco (yo uso Ecomil)
  • 1 rama canela de Ceylán
  • Piel de 1/2 limón
  • 2 huevos (uno grande y otro pequeño, aprox.)
  • Aceite de oliva virgen extra o aceite de coco prensado en frío

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero que debemos hacer es infusionar la bebida de coco con la piel del limón y la canela en rama. Para ello, pon estos tres ingredientes en una cazuela, llévala al fuego y espera a que hierva. Una vez que esté hirviendo, apaga el fuego, tapa y aparta unos 10 minutos.
  • Pasados los 10 minutos, viértelo en un plato hondo y déjalo reposar de nuevo unos 20 minutos más, al mismo tiempo que se atempera.
  • Prepara la sartén con el aceite que hayas elegido (solo aconsejo de oliva o de coco y, si puedes, también puede ser de aguacate). Ponle 2 dedos de aceite aprox., quizá más tarde tengas que añadir más conforme se fríen las torrijas, pero eso podrás verlo tú misma.
  • Mientras el aceite se calienta, pon las rebanadas a remojo en la bebida infusionada (a la que ya le puedes quitar la piel y la canela) volteando para que se remoje por ambos lados, y bate los huevos en otro plato hondo hasta que hagan espuma. Y cuando veas que el aceite ya está caliente, puedes bajarlo a medio-fuerte.
  • Saca la primera rebanada de la bebida, pásala por el huevo batido por ambos lados y directa a la sartén. Ayúdate de dos tenedores y hazlo con mucho cuidado, ya que al haber estado el pan en remojo, es posible que se deshaga un poquito.
  • Frie por los dos lados. Estará lista cuando veas que toma por ambos lados un color doradito. Saca y ponla sobre un plato cubierto de papel de cocina para que escurra el exceso de aceite.
  • Haz lo mismo con cada rebanada. Con la cantidad de bebida de coco que hemos utilizado, saldrán alrededor de 6 torrijas. Dobla las cantidades si quieres más torrijas.
  • Conforme vayas sacando las torrijas al plato, añádeles por encima un poco de azúcar de coco y canela. Hazlo mientras todavía están calientes para que se les forme una especie de almíbar por encima y queden más jugosas.
  • Cuando hayas seguido este proceso con cada rebanada y hayan escurrido el exceso de aceite, pásalas a un plato limpio y tápalas (yo las tapo con la tapa del microondas). Taparlas hará que mantengan toda su jugosidad y no se sequen, y los sabores se mezclarán y quedará mucho más rica.
  • Yo esperé unas 2 horas para probarlas, y así dejé tiempo suficiente para que tomaran esa mezcla de sabores que os cuento.

Notas

Receta para hacer pan paleo de torrijas: clica aquí para ver.
Keyword Paleo, Postres saludables, Sin gluten

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es especialista en Dietética y Coaching Nutricional con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating