Recetas AIP & Paleo,  Snacks y acompañantes

BOQUERONES EN VINAGRE

Qué hay en mi plato
Los boquerones en vinagre es una de esas cosas que se han hecho toda la vida. Ha sido una de las maneras que nuestras abuelas tenían para conservar el pescado (y mucho antes también, cuando no existían los frigoríficos).
Lo mejor de esta sencilla manera de conservar el pescado es que está al alcance de todas las personas en términos tanto de tiempo como económicos (el kilo de boquerones no supera los 6€ y tienes para mucho tiempo), así como de que se trata de una receta tradicional que es totalmente apta en el Protocolo Autoinmune.
Boquerón o bocarte se le llama en España, pero es posible que en otros países de habla hispana se le llame de otra manera. Su nombre científico es Engraulis encrasicolus.
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de macerado 10 h
Tiempo total 10 h 20 min
Plato Aperitivo, Desayuno, Plato principal, Tentempié
Cocina Mediterránea

Ingredientes
  

  • 250 gramos de boquerones frescos
  • Vinagre de manzana orgánico
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 dientes de ajo fresco machacado
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso
 

  • Lo primero que debes hacer después de haber comprado los boquerones es ponerlos en una bolsa que esté bien cerrada y congelarlos durante, al menos, 48 horas. Como es un pescado que comeremos crudo, este proceso de congelación nos ayudará a deshacernos de bacterias que puedan poner en riesgo nuestra salud.
  • Pasadas las 48 horas, descongela los boquerones fuera de la bolsa, en un plato por ejemplo, dentro de la nevera.
  • Cuando los boquerones estén descongelados, llena el fregadero con un palmo de agua, vierte en él los boquerones y agítalos suavemente para quitarles los restos de sangre.
  • Este paso es muy importante y delicado: boquerón por boquerón, necesitamos quitárles la cabeza, las tripas y la espina dorsal, en este orden. La cabeza saldrá fácilmente tirando un poco de ella. Después, metemos el dedo índice por el hueco que ha quedado tras quitar la cabeza y delizamos el dedo por dentro del pescado, con cuidado, a lo largo de toda su tripa para que el boquerón se abra por la mitad y las tripas salgan hacia afuera. Después, con el boquerón ya abierto, volvemos a la zona donde antes estaba la cabeza y tiramos de la espina, poco a poco, hasta llegar a la cola. Saldrá prácticamente sola sin mucho esfuerzo.
    Ve dejando los restos en el agua para ponerlos más tarde dentro de una bolsa de plástico y tirarlos a la basura.
  • Ve colocándo boquerón por boquerón, conforme los vayas limpiando, en un tupper (como ves en la imagen). Lo ideal es que sea de cristal, pero si en ese momento no tienes, puedes utilizar uno de plástico de manera excepcional.
  • Cuando los tengas limpios y colocados en el tupper, añade el vinagre de manzana orgánico (puede ser vinagre de manzana normal, si quieres, pero los comunes que venden en los súpermercados son pasteurizados, por lo que aconsejo usar siempre vinagre de manzana sin pasteurizar).
    Pon vinagre hasta que los boquerones queden totalmente cubiertos.
  • Ahora hay que dejar macerar. A mí me gusta hacer esto por la noche, así los pongo en la nevera y los boquerones se maceran durante toda la noche (al menos 10 horas) y al día siguiente cuando me levanto ya están listos.
    Los boquerones, cuando maceran, cambian de aspecto. Se tornan de color blanco y esto es justo lo que necesitamos. Este es el color que va a indicarnos que los boquerones están listos.
  • Una vez macerados, necesitamos quitarle el vinagre a los boquerones. Para ello, prepara otro tupper, saca boquerón por boquerón y "acarícialos" de arriba hacia abajo para quitarle el vinagre. Hay quien los enjuaga en agua, pero entonces perderíamos las propiedades probióticas de haber usado un vinagre de manzana sin pasteurizar. Por eso, yo prefiero quitarle con los dedos los restos de vinagre.
    Colócalos uno por uno en un tupper limpio.
  • Ahora necesitamos hacer capas, es decir, ponemos primero una capa de boquerones en el nuevo tupper, y entonces es cuando añadimos un poco de perejil, ajo y aceite de oliva virgen extra hasta cubrir esta capa.
    Cuando esté lista, colocamos otra capa de boquerones y seguimos el mismo procedimiento. Así hasta que hayamos colocado todos los boquerones y estén todos cubiertos de perejil, ajo y aceite.
    Ojo: puedes poner tanta cantidad de ajo fresco machacado como quieras. A mí me encanta el ajo, y puse 3 dientes, pero para la receta e añadido solo 2 como medida orientativa.
  • Guárdalos en la nevera y espera unas horas antes de consumirlos, ya que así se empapan de todos los sabores.
    No es necesario añadir sal.
Keyword AIP, Pescado

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es especialista en Dietética y Coaching Nutricional con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating