Recetas AIP & Paleo,  Varios

MERMELADA DE CIRUELAS

Qué hay en mi plato
Es verano y ¡es temporada de ciruelas!
Como ya conté en mi perfil de Instagram, el dueño de unos ciruelos por los que paso cada día en mis caminatas mañaneras me regaló una bolsa llena de ciruelas que yo misma coseché. Ciruelas a las que no les habían puesto ningun producto químico, sino que simplemente las habían dejado nacer sin más.
Con tantas ciruelas… ¿qué podía hacer? Yo no soy muy fan de la fruta desde mi diagnóstico en Permeabilidad Intestinal, así que se me ocurrió que podía hacer una mermelada, ponerla en botes y regalarla.
¡Porque compartir es querer!
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 40 min
Tiempo total 50 min
Plato Acompañamiento, Desayuno, Postre
Cocina Mediterránea

Ingredientes
  

  • 1 kg de ciruelas amarillas (cantidad aproximada)
  • 2 cucharadas de miel cruda (puedes poner más o menos cantidad según te guste más dulce o menos dulce)
  • El zumo de 1/2 limón

Elaboración paso a paso
 

  • Prepara una olla mediana y profunda.
  • Lava las ciruelas y trocéalas.
  • Ve poniendo los trozos de ciruela en la olla y deshecha los huesos.
  • Cuando estén todas las ciruelas troceadas y en la olla, enciende el fuego a la mitad.
  • Cuando el fuego haya empezado a chiporrotear y veas que las ciruelas se empiezan a cocinar, añade la miel.
  • Quizás ahora tengas que bajar el fuego un punto y dejarlo así durante, aproximadamente, 40 minutos. Controla y remueve de vez en cuando. La mezcla irá perdiendo agua y se espesará cada vez más.
  • Cuando haya pasado el tiempo establecido y veas que la mezcla tiene textura de mermelada, añade el zumo de limón y deja reposar durante 2 horas hasta que se enfríe.
  • Si te gusta la mermelada líquida, cuando se haya enfriado tendrás que batirla con una batidora. A mí, personalmente, me gustan los grumos. Y hay que tener en cuenta, además, que con la propia acción del calor la ciruela se deshace bastante y no van a quedar tantos grumos como pueda parecer.
  • Cuando esté fría, pasa a tarros de cristal y guarda en la nevera hasta un máximo de 7 días. Si no la regalas o no la consumes en una semana, puedes envasarla al baño maría para que las tengas en la despensa y puedas usarla en el futuro.
Keyword AIP, Frutas

Isabel es la persona detrás de Qué hay en mi plato. Es graduada en Traducción e Interpretación inglés/alemán/español y también es especialista en Dietética y Coaching Nutricional con enfoque hacia las enfermedades autoinmunes. Su principal objetivo es restaurar la microbiota y la salud digestiva. Tras su diagnóstico en Permeabilidad Intestinal y sus síntomas de Síndrome del Intestino Irritable, sumado a amenorrea hipotalámica funcional, Isabel inició un viaje a través del Protocolo Autoinmune Paleo y un estilo de vida saludable que mejoró su condición en casi un 100%, revirtiendo casi todos los síntomas. Su objetivo ahora es poder compartir toda la información de la que dispone como paciente empoderada para que más personas puedan beneficiarse de ello y mejorar su calidad de vida a través de una alimentación y hábitos de vida saludables.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating